Partes de una caldera de condensación

calderas-gas-natural
Funcionamiento de las calderas de condensación
19 noviembre, 2018
contratar-calderas-gas-natural-1
La temperatura del agua en las calderas de condensación
20 diciembre, 2018
Mostrar todo
energia-gas-natural-3

Las calderas de condensación, son artefactos tecnológicos específicos del sector de calefacción, se caracterizan por ser de alto rendimiento encargadas de la utilización del calor, correspondiente a la condensación proveniente de los humos de la combustión.

Y es que, el proceso en el que se basa la caldera de condensación, es mediante la condensación que es el cambio que se produce de pasar del estado líquido al estado gaseoso, es así como se genera una cantidad de energía que recibe el nombre de “calor latente”.

A su vez, este proceso requiere de otros elementos como la presión y la temperatura, de ello dependerá la liberación de energía producida, y que desde Calderas de Gas Natural queremos poner de manifiesto en el hogar de todos nuestros clientes.

Con respecto al poder calorífico inferior (PCI), está representado por la cantidad de calor que se produce mediante la cantidad de combustible.

Aunado a ello, se encuentra el poder calorífico superior (PCS) el cual está caracterizado por un porcentaje relacionado con la energía en forma de calor, a través de la condensación del vapor de agua (calor latente).

Por otra parte, en el caso de las calderas que no son de condensación, los humos de la combustión se producen a temperaturas muy elevadas que oscilan entre los 160° C.

Ahora bien, la disminución en cuanto a la temperatura de funcionamiento en el caso de las calderas de condensación a gas, accede a la implementación del calor que se pierde por los humos provenientes de la combustión, de este modo se va reduciendo la pérdida de este elemento con respecto al proceso de la combustión.

Partes que conforman una caldera de condensación

  • Quemador

Tiene como función encargarse de quemar un combustible ya sea que este en estado líquido, gaseoso o solido provocando una llama.

calderas-condensacion-1

  • Cámara de combustión

Es el elemento, que permite quemar el combustible y donde aumentan las temperaturas próximas a los 2000° C.

  • Circuito de humos

Tiene como función dirigir los humos que se generan de la combustión hacia la caja de humos y a su vez, quitarles la mayor cantidad de calor para luego proporcionárselo al agua.

  • Caja de humos

Es aquella en la que coinciden todos los humos para luego ser direccionados hacia afuera mediante la chimenea

  • Retorno de agua

Es el elemento que permite conectar la parte de la instalación por la que pasa el agua más fría que llega de los radiadores.

  • Salida de agua

Al momento de llegar el agua a la caldera y haber absorbido el calor, es direccionada nuevamente hacia la instalación.

  • Circuito de agua

En este elemento, el agua anda calentándose al momento de absorber el calor proveniente de las paredes que la contienen, derivadas por los procesos de conducción, radiación y convención.

Funcionamiento de las calderas de condensación

Es indispensable, que la caldera de condensación funcione con suficiente aire (reducción de las pérdidas de humos), y con un gran nivel de modulación, esto con relación a la reducción de las pérdidas por disposición.

calderas-condensacion-funcionamiento-1

En el caso de las calderas de condensación de gas natural por lo general es de 1.3, aunque en otros casos puede llegar a ser de 1.4 bajo la relación potencia máxima y potencia mínima.

Con relación, al control del aire de combustión y la modulación de la potencia se logra establecer mediante el uso de ventiladores de velocidades diversas.

Asimismo, los productos de combustión al momento de estar fuera de la cámara de combustión, permiten el calor al agua de la caldera.

En el caso de los humos, se producen por el calor que se desprecia por los productos de combustión, los mismos que salen por la chimenea, los cuales se componen de:

  • pérdidas de calor sensible que dependen exclusivamente de la temperatura que presente los humos.
  • porcentaje de CO2. 
  • pérdidas por productos del carbono no quemado.
  • pérdidas por disposición, donde se produce calor mediante los periodos de paro de la caldera.

Posteriormente, los humos salen a temperaturas entre 30-100° C lo que provoca que el ventilador genere una presión suficiente, que permita superar el conducto de humos.

Por esta razón, los conductos deben estar diseñados mediante materiales óptimos para que puedan resistir a la acción que ejercen los condensados.

En suma, en Calderas de Gas Natural somos conscientes de la necesidad de conocer detalles sobre este tipo de consideraciones elementales.