Ventajas del gas natural en las calderas

averias-calderas-gas-1
Calderas de gas: factores de seguridad
10 octubre, 2018
energia-gas-natural-3
Cómo mejora la eficiencia energética con calderas de condensación
6 noviembre, 2018
Mostrar todo
ventajas-calderas-gas-natural-1

Las calderas de gas natural son las encargadas de calentar el agua y las estancias de las casas. También puede haber comunidades que tengan una caldera central para suplir las necesidades de calefacción y agua caliente.

En todo caso, contar con una caldera de gas natural será más beneficioso que otra alimentada con otro combustible, y de esto sabemos de lo que hablamos en Gas Natural Calderas.

DATOS CONCRETOS SOBRE CALDERAS DE GAS NATURAL

Según un informe emitido por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (Idae), en España el 47% del consumo energético de los hogares se dedica a la calefacción. Otro dato revelado por el Idae es que en las zonas más frías de España este porcentaje puede crecer casi hasta el 70%.

Igualmente, el informe apunta que en el consumo energético de los hogares españoles, un 35,1% se dedica a la electricidad, seguido por un 24,9% que usa gas natural.

Sin embargo, aunque aparentemente el consumo eléctrico supere por varios puntos al consumo de gas, es importante destacar que el gas natural tiene ciertas ventajas. Aquí te contamos todo sobre las ventajas de contar con una caldera alimentada por gas natural.

ventajas-calderas-gas-natural-3

 VENTAJAS REALES DE LAS CALDERAS DE GAS NATURAL

  1. Menos emisiones. Tener una caldera alimentada con gas natural tiene un beneficio fundamental en estos tiempos donde el cuidado de los recursos naturales cobra cada vez una mayor importancia: una caldera alimentada con gas natural emite la menor cantidad de gases frente a otros tipos de combustibles. Eso sí, debe revisarse periódicamente y contar con una correcta ventilación.
  2. Ahorro energético. Cuando se trata de reducir los costos que se deben gastar en energía en los hogares, también contar con una caldera alimentada con gas natural será ventajoso. Aunque la instalación de una caldera a gas natural suponga un costo inicial más elevado, los beneficios se verán mes a mes al pagar menos por la calefacción en la factura.
  3. Menor mantenimiento. Como las calderas de gas natural no necesitan depósitos para su almacenamiento, el mantenimiento que deben recibir es más simple. Tampoco necesitan mecanismos especiales para transportar el gas natural, lo que representa otra ventaja sobre las calderas alimentadas con otros combustibles.
  4. Rendimiento superior. Según indica la Asociación Española del Gas (Sedigas), las tecnologías que funcionan con gas son las que ofrecen mayores prestaciones energéticas a los consumidores. Entre los equipos que señala el organismo, se encuentran las calderas de condensación, en las que se observa un rendimiento de hasta un 14% sobre las calderas de biomasa.
  5. Mejoran la calidad del aire. En la página web de Sedigas también se indica que las calderas de gas emiten hasta un 54% menos de óxidos de Nitrógeno y hasta un 67% menos que las calderas de biomasa. Se puede recordar que los óxidos de Nitrógeno son contaminantes de la atmósfera: según indican cifras del Ministerio para la Transición Ecológica de España, las principales fuentes de emisión de los óxidos de Nitrógeno se producen en los escapes de los vehículos motorizados y en la quema de combustibles fósiles.
  6. Ayudan a mejorar el efecto invernadero. Las calderas alimentadas a gas natural también contribuyen a disminuir los efectos del perjudicial efecto invernadero, sobre las calderas alimentadas con otros combustibles. Según el protocolo de Kioto, acuerdo internacional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global, los países que se suscribieron deben reducir o no aumentar sus emisiones. Así que una buena manera de apoyar esta noble causa es usar una caldera alimentada a gas natural.
  7. Emiten menos CO2. Las calderas alimentadas con gas natural emiten hasta un 19% menos de CO2 que las calderas alimentadas a gasóleo.

ventajas-calderas-gas-natural-2

Recomendaciones

  • Revisión periódica. Se recomienda que las calderas sean revisadas de forma periódica. De manera obligatoria, cada dos años. Sin embargo, es recomendable que al menos una vez al año sean chequeadas, preferiblemente antes de que empiece el invierno. La idea es estar preparado ante las bajas temperaturas invernales.
  • Zona geográfica. Será necesario tomar en consideración la zona en la que se instalará la caldera. Esto porque la temperatura del exterior puede condicionar el funcionamiento de la caldera y puede ser necesario contar con el asesoramiento de un especialista que indique el tipo de caldera que será mejor instalar.
  • Tipo de vivienda. Otro aspecto importante que se debe cuidar es el tipo de vivienda al que se le destinará la caldera. De acuerdo al número de baños con que cuente la vivienda o las necesidades de calefacción de cada hogar, habrá calderas más adecuadas y que funcionen mejor.

En definitiva, disponemos en Calderas de Gas Natural de una amplia gama de calderas de condensación, que facilitan la vida a los clientes que quieren probar esta nueva forma de aprovechar la energía de una forma sana y natural.