Ahorro de gas en calderas de condensación

requisitos-instalacion-caldera-gas-1
Requisitos para la instalación de calderas de gas
15 noviembre, 2017
invierno-calderas-gas-4
Un invierno cálido con las calderas de gas
4 diciembre, 2017
Mostrar todo
calderas gas natural

¿Has pensado lo importante que es ahorrar gas en las calderas? Si no lo has hecho es momento de que lo hagas, ya que es una de las energías más utilizadas en España para calentar los hogares y para producir agua caliente.

Cabe destacar que esta red de gas natural tiene un alto poder calorífico lo cual hace que sea una solución para calefacción muy utilizada.

Además garantiza rapidez y eficiencia de su respuesta. Por esta y muchas razones es conveniente el ahorro de gas en calderas de condensación.

Para más información, solo tendrás que pinchar aquí.

QUE ES UNA CALDERA DE CONDENSACION

Si quieres ahorrar gas es bueno que pienses en las calderas de condensación, que son adecuadas para cualquier tipo de instalación.

Una caldera de condensación funciona con una tecnología que aporta mayor rendimiento, y por ende genera menos consumo a las instalaciones de agua caliente y calefacción.

Además, estas calderas aprovechan gran parte del calor que se pierde en forma de vapor de agua liberado en el humo de la combustión, lo que les da un rendimiento extra y consumen entre un 15 y 30% menos de gas, según el tipo y uso de cada instalación.

Es importante destacar que la caldera de condensación se adecúa a cualquier tipo de instalación, lo que indica que puede servir para una instalación de suelo radiante o de radiadores.

caldera-gas-natural-9

En cualquiera de ellas se produce un ahorro considerable de combustible, incluso cuanto mayor sea el uso de la calefacción, la caldera será más rentable, ya que su eficiencia se maximiza cuando la instalación trabaja a una temperatura menor.

COMO SE PUEDE AHORRAR GAS

De por sí, las calderas de condensación han sido diseñadas para reducir el consumo de gas. Sin embargo, es posible consumir aún menos gas en la época de frío siguiendo algunos consejos prácticos, como los siguientes:

  1. Vigila que tu casa cuente con un aislamiento térmico adecuado

El suelo debe contar con un aislamiento térmico de calidad. Es indispensable disponer de doble vidrio en las ventanas y de cierre hermético con el objetivo de evitar la pérdida de calor. De nada sirve que la calefacción caliente el hogar si este calor se disipa rápidamente hacia el exterior.

  1. Haz mantenimiento de los radiadores antes de la época de frío

Antes de que comience la temporada de frío, es importante comprobar que la calefacción y los radiadores no tienen aire en su interior, ya que eso puede provocar un recalentamiento.

Asimismo, en lugar de abrir las ventanas si la calefacción está demasiado alta, es mejor cerrar la llave del radiador a medio abrir, de forma que evites que el calor escape de casa.

También puedes instalar válvulas termostáticas de tal forma que se regule de manera precisa los radiadores, y así utilices la energía del hogar de una forma más eficiente.

Por otro lado, no bloquees los radiadores con muebles ni cortinas; también evita utilizarlos para secar ropa.

  1. Regula la calefacción con un termostato

Si la calefacción es individual, es importante que utilices un sistema de regulación de temperatura con termostatos para que puedas ahorrar entre un 5 % y un 8 % de energía.

gas natural caldera

Para regular la temperatura de forma óptima, regula el termostato para mantener la casa a una temperatura media de 16-18°C durante todo el día, y luego mantener esa temperatura o subirla a 20°C por la noche.

  1. Procura aprovechar al máximo la luz natural y la ventilación

Durante el día, levanta las persianas o abre las cortinas para aprovechar al máximo la luz solar, y así iluminar y calentar la casa. Si deseas ventilar el piso, entonces abre la ventana (no de par en par) durante diez minutos por la mañana, por la tarde y luego por la noche. Mantenerlas abiertas durante más tiempo supone una pérdida de calor innecesaria.

QUE SUPONE ESE AHORRO DE GAS PARA EL CLIENTE

Además de aportar eficiencia energética máxima, las calderas de condensación suponen un importante ahorro de gas. Al recuperar el calor perdido tendrás un ahorro de al menos un 30% en la factura de gas. Tomando las medidas óptimas para mantener una temperatura constante en la casa, lograrás consumir menos gas, y seguir disfrutando de la calidad que supone una caldera de condensación.

Contar con Calderas de Gas Natural en su proceso de instalación y montaje, solo conllevará ventajas positivas, así que lo mejor es que consultes el siguiente enlace con nuestros datos de contacto.