¿Empieza el Verano con tu Caldera de Condensación a Punto?

¿Empieza el verano con tu caldera de condensación a punto?

Todo sobre la eficiencia energética en las calderas de condensación
7 julio, 2020
ventajas-calderas-condensacion-4
¿Quieres contratar nuestros servicios de calderas de condensación?
11 agosto, 2020
Mostrar todo
revision-caldera-condensacion-1

 

Siempre se aconseja que las calderas de condensación sean puestas a punto en verano, antes de que llegue el frío.

Así, no tendrás sorpresas cuando llegue la temporada fuerte y podrás prevenir cualquier tipo de inconveniente, o no, que pueda surgir.

A continuación, tienes todo lo que necesitas saber sobre esto, y te animamos a que nos preguntes cualquier duda que te surja o inquiete, aquí.

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LAS CALDERAS DE CONDENSACION

Al igual que todo lo que tienes en tu hogar, necesita ser revisado y reparado en caso de que haga falta, nunca sabes cuándo es el momento de hacerle un mantenimiento, las calderas de condensación requieren de una revisión en la parte del gas y en sus conductos.

Incluso, dependiendo de dónde vivas, la empresa que suministra gas realiza inspecciones que en ocasiones son sin cargo, para garantizar el buen funcionamiento.

Este tipo de trabajo siempre debe ser realizado por un especialista. Piensa que hay partes que ponen en juego tu seguridad si fallan o no funcionan correctamente. Por eso, cada determinado periodo de años, un técnico especialista debe inspeccionar las calderas.

Por otro lado, una inspección de este tipo asegura mayor durabilidad y menor costo energético, si es que estaba consumiendo más de lo necesario.

ASPECTOS A VIGILAR EN LAS CALDERAS DE CONDENSACION

  • Puede ser o no en este orden, pero nunca debe pasar por alto revisar la eficiencia energética. Aunque no siempre es la gran preocupación de los técnicos, sí lo es en cuanto a los usuarios. Porque si esto funciona bien, se traduce en más sitios mejor climatizados y un mayor caudal de agua caliente. Por otro lado, también se verá reflejado en los recibos de los servicios. Si algo no anda bien, los números irán hacia arriba.
  • Las emisiones contaminantes. Si este fuera el caso, es uno de los enemigos invisibles más peligrosos. Porque no sabes qué cantidad es la que puedes inhalar tú o tu familia. Aunque la mayor, o todo, se va al exterior, también debe revisarse para no dañar al medio ambiente.
  • Un funcionamiento silencioso. Cuando pasa el tiempo, los objetos van perdiendo la tranquilidad con la que trabajaban al principio. En muchas ocasiones, se vuelven ruidosos y molestos. Si notas que es el caso, deberás llamar al técnico antes de que sea tarde. Puede ser un síntoma de avería.
  • Lo más importante es revisar posibles fugas de gases. Nadie quiere que las calderas de condensación tengan pérdidas en este sentido. No solo porque sería peligroso, sino porque se vería reflejado en gran medida en las tarifas del servicio.
  • Controlar la temperatura en la que trabaja el agua. Parece un detalle menor, pero no lo es. Los fabricantes recomiendan que tenga una determinada temperatura. Si está fuera de esos rangos, debe solucionarse.
  • Observar si hay signos de corrosión. Este es otro de los problemas más usuales en estos equipos. El técnico debe revisar todo el circuito en búsqueda de posibles zonas averiadas. En el verano, tal vez no parezca un problema, pero si llega el invierno sí lo será.
  • El funcionamiento de los ventiladores. Es imprescindible que, para la fuga de los gases, los extractores anden bien. Por eso, hay que verificar que las velocidades variables estén en óptimas condiciones.

revision-caldera-condensacion-2

FUNDAMENTAL REVISAR LAS CALDERAS DURANTE EL VERANO

Como se mencionaba al principio, se aconseja que este sistema sea verificado en verano. Aunque en esta época solo se utilice para el agua caliente, es donde puedes anticiparte en los arreglos.

Cuando llegue el frío, muchos de los profesionales no darán a vasto y tendrás que esperar hasta conseguir un turno. De esta manera, nada puede sorprenderte.

No solo se debe realizar el análisis del funcionamiento, si no de su regulación, el estado del circuito y la limpieza en general de las partes. En este sentido, también debe verse el tipo de combustión que ejecuta y los efectos que podría tener en el medioambiente.

Siguiendo estos pasos y acudiendo a un profesional, tendrás la seguridad de que tus calderas de condensación se encuentran en el estado correcto antes del invierno.

Una vez que llegue la época de frío, no te encontrarás con sorpresas o imprevistos a resolver contra reloj. Ahora que sabes todo lo que necesitas, no pierdas el tiempo y prepara tus calderas para los días de frío.